Archivo de la etiqueta: butaca granada

Javier Carvajal Ferrer (1926-2013)

javier carvajal

 

La vocación de mi madre por la arquitectura me conquistó. En los años de mi infancia, en plena guerra, ella se esmeró por que no perdiera el interés por la arquitectura, y pese a que las cosas no iban bien siempre sacaba papeles para que yo dibujara mis construcciones. Incluso cuando yo estaba enfermo me enseñaba las tendencias arquitectónicas de países como Alemania o Italia”.

Javier Carvajal Ferrer.

 

 

Siempre identificado con la arquitectura moderna, con una trayectoria profesional continua, conoció su evolución por los diferentes viajes realizados de joven por Europa y Estados Unidos. Además de que conoció personalmente a los arquitectos modernos más trascendentales y conocidos internacionalmente.

Cuando trabajaba se centraba en ideas simplificadas, haciendo que el proceso de proyección fuera más sencillo y claro, sin olvidarse de los grandes edificios de la Historia, por supuesto. Pero de él no pretendo destacar su arquitectura, sino un elemento esencial en el Diseño en general: la silla.

Mencionaré tres, para luego ver su contraste. La primera a comentar la realizó para la tienda Loewe de la calle Serrano de Madrid (1964).

02   01

Son sillas con asientos tapizados y estructura de madera de nogal. Destaca que son de asiento ancho y respaldo bajo. Lineas redondeadas, excepto en el frontal, donde los reposa brazos caen en picado, con un pico muy marcado. Pero ese pico es completamente suavizado por la calidez de la madera de nogal.

03       04

Pero es unos años antes, en 1960, cuando destacó ganando el premio al diseñador interiorísta en la XI Trienal de Milán, con una butaca de estructura de madera y asiento y respaldo de goma espuma.

05

Aún mejor es la “butaca Granada” también de 1964, con una composición bastante más compleja que las anteriores, con acero estampado con acabado en cobre, armazón autoportante en fibra de vidrio y módulos de espuma de poliuretano. Esta butaca ademas, se incorporó al mobiliario del Pabellón Español de la Feria Mundial de Nueva York.

jf_butaca_granada

Los tres asientos son muy diferentes en todos los sentidos, no sólo a simple vista. Estructura en mismo material, pero formas muy dispares entre las dos primeras. Curiosamente la butaca mencionada de la Trienal de Milán tiene una forma que bien pudo tener en cuenta Steven Spielberg para dar una postura a E.T. el extraterrestre, no transmite comodidad. Mientras que la butaca Granada, te invita a sentarte. Es más fácil imaginarse a uno sentado en ella, de la forma más informal como si nos dejáramos caer, sin preocuparnos de bordes, posa brazos o esquinas angulosas.

Son ejemplos de la variedad con la que una sóla persona puede crear. Dicho sea de paso, con ingenio.

Anuncios