Archivo de la categoría: Arquitectos-Diseñadores del Madrid Contemporáneo.

Catalogación, de los arquitectos diseñadores llevados a estudio a modo de trabajo dirigido por el ex profesor Ángel Urrutia, de la Universidad Autónoma de Madrid.

Javier Carvajal Ferrer (1926-2013)

javier carvajal

 

La vocación de mi madre por la arquitectura me conquistó. En los años de mi infancia, en plena guerra, ella se esmeró por que no perdiera el interés por la arquitectura, y pese a que las cosas no iban bien siempre sacaba papeles para que yo dibujara mis construcciones. Incluso cuando yo estaba enfermo me enseñaba las tendencias arquitectónicas de países como Alemania o Italia”.

Javier Carvajal Ferrer.

 

 

Siempre identificado con la arquitectura moderna, con una trayectoria profesional continua, conoció su evolución por los diferentes viajes realizados de joven por Europa y Estados Unidos. Además de que conoció personalmente a los arquitectos modernos más trascendentales y conocidos internacionalmente.

Cuando trabajaba se centraba en ideas simplificadas, haciendo que el proceso de proyección fuera más sencillo y claro, sin olvidarse de los grandes edificios de la Historia, por supuesto. Pero de él no pretendo destacar su arquitectura, sino un elemento esencial en el Diseño en general: la silla.

Mencionaré tres, para luego ver su contraste. La primera a comentar la realizó para la tienda Loewe de la calle Serrano de Madrid (1964).

02   01

Son sillas con asientos tapizados y estructura de madera de nogal. Destaca que son de asiento ancho y respaldo bajo. Lineas redondeadas, excepto en el frontal, donde los reposa brazos caen en picado, con un pico muy marcado. Pero ese pico es completamente suavizado por la calidez de la madera de nogal.

03       04

Pero es unos años antes, en 1960, cuando destacó ganando el premio al diseñador interiorísta en la XI Trienal de Milán, con una butaca de estructura de madera y asiento y respaldo de goma espuma.

05

Aún mejor es la “butaca Granada” también de 1964, con una composición bastante más compleja que las anteriores, con acero estampado con acabado en cobre, armazón autoportante en fibra de vidrio y módulos de espuma de poliuretano. Esta butaca ademas, se incorporó al mobiliario del Pabellón Español de la Feria Mundial de Nueva York.

jf_butaca_granada

Los tres asientos son muy diferentes en todos los sentidos, no sólo a simple vista. Estructura en mismo material, pero formas muy dispares entre las dos primeras. Curiosamente la butaca mencionada de la Trienal de Milán tiene una forma que bien pudo tener en cuenta Steven Spielberg para dar una postura a E.T. el extraterrestre, no transmite comodidad. Mientras que la butaca Granada, te invita a sentarte. Es más fácil imaginarse a uno sentado en ella, de la forma más informal como si nos dejáramos caer, sin preocuparnos de bordes, posa brazos o esquinas angulosas.

Son ejemplos de la variedad con la que una sóla persona puede crear. Dicho sea de paso, con ingenio.

José Antonio Corrales Guitiérrez (1921- 2010) y Ramón Vázquez Molezún (1922-1993).

Corrales_y_Molezún

 

 

Se pide imagen y la arquitectura da espectáculo.”

“Cada lugar, por sus condiciones geográficas, por su naturaleza, por su clima, es distinto y los proyectos no pueden ser iguales”

                                        José Antonio Corrales.

 

 

 

Ambos arquitectos coinciden en algunos aspectos y juntos fundaron el estudio de arquitectura Corrales/Molezún en 1952.  Corrales además era docente en la escuela técnica de arquitectura de Madrid, como tantos otros. Molezún por su parte se marchó pronto a Roma con una beca de pensionado de la Academia de España y después también fue profesor de Proyectos en la misma escuela.

Hasta aquí parecen dos arquitectos más, con esas características típicas de los arquitectos. Dan clase, se van a Italia y ganan en algún momento de su carrera la Medalla de Oro de Arquitectura.

0203Mesa de centro cuadrada color roble y con tapa tapizada en tela de saco. De Corrales.

Pero por lo que destaca el estudio de ambos es porque Molezún, gracias a sus viajes por Europa, hizo de puente entre España y las corrientes de fuera, con lo que marcó tendencias y ayudó a crear un camino a seguir por otros arquitectos.

No son demasiado destacables las piezas de mobiliario a modo individual, pero sí las que se encuentra en la obra que les caracteriza, el Pabellón de España de la Exposición Universal de Bruselas de 1958.

02                                    Planta pabellón Exposición Universal.  Observando el dibujo de la planta se aprecian                                         las colmena de abeja, perfectamente organizadas,con esa base octogonal centrada                                         en el triángulo equilátero que lo conforma.

Esta obra ganó el concurso para representar a España en dicha exposición Universal afirmando la posición del país a favor de una arquitectura moderna que no dejaba hueco para lo tradicional, por lo que era rechazada por sectores oficiales. Pero lo importante es que es una obra que surge como respuesta a un problema planteado y a unas necesidades concretas; un edificio debe cumplir unas funciones y adaptarse a la perfección al terreno, mediante una solución funcional y orgánica. Y este pabellón consigue todo esto.

0403

Interiormente se puede ver una estructura metálica, que corresponde con módulos en todo el pabellón. No solo en la estructura del edificio, sino que, el mobiliario sigue esa misma característica.

01

 

Y lo vemos en los planos de una mesa con tapa de madera y una silla con tres patas, que coinciden con los taburetes, al menos, en la forma circular del respaldo y la resolución de la base, de las patas.

05 06Así es como podemos ver un ejemplo de mobiliario en sintonía con el edificio realizado, en el que la forma geométrica forma parte de ella para que no haya un rechazo visual instantáneo. Aunque el material de los muebles es madera, y contrasta con las paredes de vidrio, si éstos hubieran sido también cristalinos resultarían demasiado fríos, dando una sensación incomoda.

 

Finalmente, quiero dejaros una mención de Corrales que aparece en su Wikipedia, y que explica muy bien el resultado de estos dos arquitectos, que más bien eran uno.

‘’La colaboración mía con Ramón Vázquez Molezún es un caso muy particular de colaboración entre arquitectos, en el sentido de que éramos dos personas que hicimos el mismo curso de arquitectura y al salir empezamos a trabajar juntos sin ninguna ley de colaboración, con unos caracteres muy distintos, en dos estudios separados, con horarios distintos y también con obras personales, suyas y mías. No había regla de colaboración, en cada obra se establecía la colaboración o no se establecía. A pesar de eso, el resultado es una obra que se conoce como de los dos. Pues realmente estábamos unidos, sobre todo en el tablero‘’

 

 

Francisco Javier Sáenz de Oíza (1918-2000).

f javier sain de oinza

 

Lo más importante que tiene que saber un estudiante que sale de la escuela es qué es y qué no es la arquitectura.”

 

 

 

 

 

La actividad docente de este navarro siempre fue importante y la compaginaba a la perfección con su actividad profesional de arquitecto. Porqué? pues porque contaba con la colaboración de sus alumnos como Rafael Moneo o Juan Daniel Fullaondo, de los que se hablará en futuros post.

Participó en la construcción de viviendas sociales y en diferentes estudios, pero es realmente conocido por las identificables “Torres Blancas” de Madrid (1960-1968).

01 03

04

Estos son algunos de los dibujos de los estudios que corresponden a Torres Blancas, ya que se trata de su obra más significativa. En ellos podemos apreciar la inclinación organicista en la que destacaba con estos trabajos realmente originales y bien resueltos.

La disposición en flor o “svástica”  se ve perfectamente y era una tipología en planta típica para una torre que aparece en algunos edificios de Frank LLoyd Wright , Mies van der Rohe o Le Corbusier.

Además pretende conseguir un jardín vertical, gracias a una estructura basada en el hormigón gris visto (aunque la idea era en blanco, de ahí el nombre), como material primordial. Pero estos dibujos no son plantas definitivas, sino esbozos de la elaboración del proyecto que se encuentran en la revista Nueva Forma del año 1967.

Por desgracia no hay constancia de la creación de muebles que fueran en sintonía con el edificio, pero sí que hay  documentos de los interiores del Poblado dirigido de Fuencarral A, realizado entre 1954 y 1956, que sirvió de “prueba” para el siguiente poblado, el de Entrevías, entre 1956 y 1960.

05

06 07 08

Las estructuras muy simples, no destacan en cuestiones de diseño. Más bien al contrario, sobre todo teniendo en cuenta a quienes estaban destinadas, el presupuesto y las intenciones del proyecto, es bastante comprensible que no halla innovaciones. Y eso es lo que quiero destacar en este post, precisamente.

Esta es la distribución en planta de una de las viviendas tipo del poblado de Entrevías y el detalle de la entrada a uno de los domicilios.

09

10

 

 

 

Y por último y fuera de los anteriores ámbitos encontramos esta mesa para reuniones, realizada en 1961, de carácter muy sobrio, pesado y macizo, que demuestra que no aporta demasiado, si acaso la idea de meter los asientos, que parecen a modo de taburetes de poca altura, debajo del tablero para ahorrar espacio.

11

 

Saénz de Oíza fue un arquitecto de categoría relevante en su campo, pero en lo que se refiere al diseño de interiores y muebles, no se le puede destacar de igual modo, porque su interés estaba puesto más en cuestiones arquitectónicas y dejaba el mobiliario en un segundo plano. ¿Se le puede llamar entonces “visionario”? Puede.

Miguel Fisac (1913-2006):

m fisac

 

“Soy la bestia negra de la arquitectura española.”

 

“Cuando un arquitecto mete la mano en la obra de otro señor debería pedir planos de estructura y consultar con el autor, es una cuestión de respeto”.

 

 

Se tituló en 1942 en la Escuela de Arquitectura de Madrid. Destaca de él su rechazo hacia el racionalismo de la época, las influencias de Frank Lloyd Wright, de Erik Gunnard Asplund y, en general, de la arquitectura nórdica organicista. Diseñó y edificó más de trescientos edificios, siendo de los más conocidos, la llamada popularmente, la Pagoda, correspondiente a la sede de los laboratorios Jorba, construido entre 1965 y 1970, pero destruido en 1999 (#15añossinlaPagoda ), por más que probables intereses económicos, aunque también por encontrozados políticos con el Ayuntamiento de Madrid. A la derecha está el edificio de oficinas de IBM.

01- pagoda 02- ibm+

 

 

 

 

 

Este blog no está enfocado a los edificios, sino a los muebles, jpero no hay que olvidar que también diseñó otros como joyas y patentes de materiales. El encofrado flexible , por ejemplo, para las formas del hormigón del que decía que: “es un material con propiedades únicas, es durable y traccionable, muy utilizado en ingeniería”.

Me centro en el mobiliario y los detalles de tres lugares concretos. Primero el Instituto de Óptica Daza Valdés, de 1949.

03      04

 Podemos apreciar diferente tipo de mobiliario como mesitas, taburetes, sillones, sillas en serie de pino natural tapizados o el sofá de asiento corrido con lineas sinuosas que se adaptan a la linea de la pared.

                                  08  09

10

En segundo lugar, en la librería del CSIC hay tres elementos destacables. Las estanterías que cubren los muros por completo, los sillones y mesitas para las consultas:

14Estas butacas tienen estructura de madera decapada, asiento y respaldo continuos tapizados y las características patas inclinadas hacia fuera que también se ven en el mobiliario del Instituto de óptica, arriba mencionado.

15

Y también la escalera, de escalones apoyados en doble viga, de sección independiente, de forma triangular y bordes redondeados.

13

 

En último lugar quiero destacar piezas sueltas de la vivienda personal del arquitecto y este comedor de la vivienda de la Avenida Menéndez Pidal de Madrid.

16

La mesa, lámparas y sillones, todos de 1957, son resultado del trabajo junto al arquitecto Moreno de la Cala.

De la vivienda de Miguel Fisac me llamaron la atención esta lámpara de sobremesa con estructura y pantalla de metal, y el revistero de la derecha.

21   22

23Detrás de esta consola se ven unos sillones de plazas bastante amplias, que tienen como acompañantes unas butacas que corresponden a la serie de muebles realizados con las “patas de Gallina”, y es donde realmente quería llegar.

25

Éstos se caracterizan por su base de cuatro patas que realizan un juego con la estabilidad y que también aparecen en mesas, sillones individuales o taburetes.

2627

28

29

Todos con patas metálicas soldadas, asiento y respaldo de chapa estampada y colchoneta de espuma de látex.

Y como elemento especial las butacas Bilbao (naranja) y las Butacas Toro.

3132

 

 

 

 

 

 

Respaldos similares en el que varia el ancho del respaldo y la forma de las patas. En la Bilbao encontramos de nuevo la “pata de gallina” con cuadrillo de acero niquelado, formas simples en “T” curvadas y llantas de acero pintadas en negro, asiento y respaldo conformados en chapa y goma-espuma, y todo tapizado en cuero. En las Toro, estructuras de metal y madera, permanece la misma idea de los brazos.

 

 

 

 

 

 

Alejandro de la Sota (1913- 1996).

a.dela sota  “Me gustó siempre hablar de Arquitectura como divertimento; si no se hace alegremente no es Arquitectura. Esta alegría es, precisamente, la Arquitectura, la satisfacción que se siente. La emoción de la Arquitectura hace sonreír, da risa. La vida, no.” 

En esta entrada quiero destacar un par de interiores y algún mueble, característico del arquitecto. Al final cuento un poquito sobre él.

Fig.2- Salón de la vivienda del Arquitecto, en Avenida de los toreros de Madrid, 1952.

Fig.5- Mobiliario de la vivienda del Arquitecto en la Avenida de los Toreros de Madrid.

 Primero el salón y el comedor de la vivienda del Arquitecto, en Avenida de los toreros de Madrid, 1952.

Fig.6-Pinchos que sobresalen de la pared, a modo de espinas, y que se encuentran en el vestíbulo del domicilio.

y este original perchero a modo de pinchos que sobresalen de la pared, como espinas, y que se encuentran en el vestíbulo del domicilio.

Fig.3- Silla de 1956, con estructura de madera y asiento tapizado.

Esta silla de 1956, tiene estructura de madera y asiento tapizado. Estaba destinada tanto para el despacho de billetes de Aviaco (Aviación y Comercio S.A.), uno de los proyectos estatales en los que participó, como para el comedor de las viviendas unifamiliares de Fuencarral A y B, que siguen a continuación.

Fig.4- Interior de comedor, con ubicación              original en las viviendas unifamiliares de Fuencarral A y B.

Dentro de trabajos sueltos, encontramos esta silla con estructura de metal, de asiento y respaldo uniforme de mimbre, 1955.

Fig.7- Silla con estructura de metal, de asiento y respaldo uniforme de mimbre, 1955.

o esta otra, tipo tumbona, en la que solamente es necesario combinar la estructura metálica acoplando convenientemente un asiento, por ejemplo, de cuero, de 1961. Se trata de una estructura en metálico al más puro estilo “silla de playa”.

Fig.8- silla de tipo tumbona,  1961.

Hasta aquí lo que hacía, pero saber un poco de su persona no vendría mal.

Nació en Galicia y se crió en un entorno familiar de clase medio-alto, lo que le permitió una educación artística en la que pudo marcharse a estudiar a Madrid a la escuela de arquitectos. Se graduó en 1941, se doctoró en 1965 y ejerció de profesor de 1956 a 1972, a la vez que compaginaba su labor de arquitecto en diversos proyectos estatales. Dió clases y conferencias en diferentes instituciones como la Architectural Association de Londres, en Harvard o en la Escuela de Arquitectura de Munich. Además su labor ha sido reconocida tanto por medios oficiales como profesionales, ganando el Premio Nacional de Arquitectura, la Medalla de Oro Al Mérito de las de Bellas Artes y la Medalla de Oro del Consejo de Arquitectos, y ha sido propuesto para el Premio Príncipe de Asturias por los Colegios Oficiales de Arquitectos durante varios años consecutivos.

De la Sota valoraba las figuras de Mies van der Rohe, Frank Lloyd Wright, Marcel Gropius o Breuer, pero siempre destacará por su propia creatividad. Coincide con ellos en la adaptación de las nuevas tecnologías y materiales a la arquitectura, la racionalidad constructiva y una orientación hacia el acabado perfecto, pero de manera que su trabajo fuera cambiando según las circunstancias lo fueran exigiendo.