Archivos Mensuales: septiembre 2014

José Antonio Corrales Guitiérrez (1921- 2010) y Ramón Vázquez Molezún (1922-1993).

Corrales_y_Molezún

 

 

Se pide imagen y la arquitectura da espectáculo.”

“Cada lugar, por sus condiciones geográficas, por su naturaleza, por su clima, es distinto y los proyectos no pueden ser iguales”

                                        José Antonio Corrales.

 

 

 

Ambos arquitectos coinciden en algunos aspectos y juntos fundaron el estudio de arquitectura Corrales/Molezún en 1952.  Corrales además era docente en la escuela técnica de arquitectura de Madrid, como tantos otros. Molezún por su parte se marchó pronto a Roma con una beca de pensionado de la Academia de España y después también fue profesor de Proyectos en la misma escuela.

Hasta aquí parecen dos arquitectos más, con esas características típicas de los arquitectos. Dan clase, se van a Italia y ganan en algún momento de su carrera la Medalla de Oro de Arquitectura.

0203Mesa de centro cuadrada color roble y con tapa tapizada en tela de saco. De Corrales.

Pero por lo que destaca el estudio de ambos es porque Molezún, gracias a sus viajes por Europa, hizo de puente entre España y las corrientes de fuera, con lo que marcó tendencias y ayudó a crear un camino a seguir por otros arquitectos.

No son demasiado destacables las piezas de mobiliario a modo individual, pero sí las que se encuentra en la obra que les caracteriza, el Pabellón de España de la Exposición Universal de Bruselas de 1958.

02                                    Planta pabellón Exposición Universal.  Observando el dibujo de la planta se aprecian                                         las colmena de abeja, perfectamente organizadas,con esa base octogonal centrada                                         en el triángulo equilátero que lo conforma.

Esta obra ganó el concurso para representar a España en dicha exposición Universal afirmando la posición del país a favor de una arquitectura moderna que no dejaba hueco para lo tradicional, por lo que era rechazada por sectores oficiales. Pero lo importante es que es una obra que surge como respuesta a un problema planteado y a unas necesidades concretas; un edificio debe cumplir unas funciones y adaptarse a la perfección al terreno, mediante una solución funcional y orgánica. Y este pabellón consigue todo esto.

0403

Interiormente se puede ver una estructura metálica, que corresponde con módulos en todo el pabellón. No solo en la estructura del edificio, sino que, el mobiliario sigue esa misma característica.

01

 

Y lo vemos en los planos de una mesa con tapa de madera y una silla con tres patas, que coinciden con los taburetes, al menos, en la forma circular del respaldo y la resolución de la base, de las patas.

05 06Así es como podemos ver un ejemplo de mobiliario en sintonía con el edificio realizado, en el que la forma geométrica forma parte de ella para que no haya un rechazo visual instantáneo. Aunque el material de los muebles es madera, y contrasta con las paredes de vidrio, si éstos hubieran sido también cristalinos resultarían demasiado fríos, dando una sensación incomoda.

 

Finalmente, quiero dejaros una mención de Corrales que aparece en su Wikipedia, y que explica muy bien el resultado de estos dos arquitectos, que más bien eran uno.

‘’La colaboración mía con Ramón Vázquez Molezún es un caso muy particular de colaboración entre arquitectos, en el sentido de que éramos dos personas que hicimos el mismo curso de arquitectura y al salir empezamos a trabajar juntos sin ninguna ley de colaboración, con unos caracteres muy distintos, en dos estudios separados, con horarios distintos y también con obras personales, suyas y mías. No había regla de colaboración, en cada obra se establecía la colaboración o no se establecía. A pesar de eso, el resultado es una obra que se conoce como de los dos. Pues realmente estábamos unidos, sobre todo en el tablero‘’

 

 

Anuncios

Francisco Javier Sáenz de Oíza (1918-2000).

f javier sain de oinza

 

Lo más importante que tiene que saber un estudiante que sale de la escuela es qué es y qué no es la arquitectura.”

 

 

 

 

 

La actividad docente de este navarro siempre fue importante y la compaginaba a la perfección con su actividad profesional de arquitecto. Porqué? pues porque contaba con la colaboración de sus alumnos como Rafael Moneo o Juan Daniel Fullaondo, de los que se hablará en futuros post.

Participó en la construcción de viviendas sociales y en diferentes estudios, pero es realmente conocido por las identificables “Torres Blancas” de Madrid (1960-1968).

01 03

04

Estos son algunos de los dibujos de los estudios que corresponden a Torres Blancas, ya que se trata de su obra más significativa. En ellos podemos apreciar la inclinación organicista en la que destacaba con estos trabajos realmente originales y bien resueltos.

La disposición en flor o “svástica”  se ve perfectamente y era una tipología en planta típica para una torre que aparece en algunos edificios de Frank LLoyd Wright , Mies van der Rohe o Le Corbusier.

Además pretende conseguir un jardín vertical, gracias a una estructura basada en el hormigón gris visto (aunque la idea era en blanco, de ahí el nombre), como material primordial. Pero estos dibujos no son plantas definitivas, sino esbozos de la elaboración del proyecto que se encuentran en la revista Nueva Forma del año 1967.

Por desgracia no hay constancia de la creación de muebles que fueran en sintonía con el edificio, pero sí que hay  documentos de los interiores del Poblado dirigido de Fuencarral A, realizado entre 1954 y 1956, que sirvió de “prueba” para el siguiente poblado, el de Entrevías, entre 1956 y 1960.

05

06 07 08

Las estructuras muy simples, no destacan en cuestiones de diseño. Más bien al contrario, sobre todo teniendo en cuenta a quienes estaban destinadas, el presupuesto y las intenciones del proyecto, es bastante comprensible que no halla innovaciones. Y eso es lo que quiero destacar en este post, precisamente.

Esta es la distribución en planta de una de las viviendas tipo del poblado de Entrevías y el detalle de la entrada a uno de los domicilios.

09

10

 

 

 

Y por último y fuera de los anteriores ámbitos encontramos esta mesa para reuniones, realizada en 1961, de carácter muy sobrio, pesado y macizo, que demuestra que no aporta demasiado, si acaso la idea de meter los asientos, que parecen a modo de taburetes de poca altura, debajo del tablero para ahorrar espacio.

11

 

Saénz de Oíza fue un arquitecto de categoría relevante en su campo, pero en lo que se refiere al diseño de interiores y muebles, no se le puede destacar de igual modo, porque su interés estaba puesto más en cuestiones arquitectónicas y dejaba el mobiliario en un segundo plano. ¿Se le puede llamar entonces “visionario”? Puede.